Si tú quieres… ¡La guerra ha terminado!

Una imagen vale más que mil palabras…

El dolor y el sufrimiento no entienden de color, ni país ni religión. Como sigamos matándonos los unos a los otros volveremos a un mundo sin colores, bueno sí, tan solo uno, el de la sangre.

¡Haya paz!